Leyenda de los volcanes

Leyenda de los volcanesLa leyenda de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Iztaccíhuatl era en vida una hermosa joven hija del cacique del cacique de Tlaxcala, ella por su parte estaba enamorada de un hábil guerrero llamado Popocatépetl. Cuando el pueblo de Tlaxcala entro en guerra con los aztecas el cacique le prometió al joven guerrero que si le traía la victoria en el campo de batalla entonces él lo recompensaría con gloria, regalos y la mano de su hija. El indio se fue a la batalla con el ejército y lidero cada combate hasta llevarlo a la victoria. Por su parte a la joven le llegó la falsa noticia de que su amado había fallecido, esta fue difundida por un hombre que también pretendía a la joven, pero el plan le salió al revés pues la muchacha comenzó a llorar sin consuelo hasta que finalmente murió de tristeza. Al volver Popocatépetl a su tierra conoció la horrible noticia, así que decidió que entre todos construyan una montaña para hacer en ella la tumba de su amada, entonces juntaron 20 cerros, luego el guerrero llevo el cuerpo de su amada a la cima y con una antorcha en la mano veló los restos sin moverse de su sitio, la nieve cayó y el tiempo paso, terminaron convirtiéndose en volcanes. Aun hoy se puede ver el humo que sale de la antorcha de Popocatépetl, que continua junto a su amada hasta el fin de los tiempos.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: