Leyendas mayas para niños

Príncipe guacamayo. El príncipe guacamayo se creía demasiado bello por su pico que era del color del oro y sus ojos que eran como esmeraldas, entonces sucedió que los dioses quisieron darle una lección porque se pensaba mejor que los demás, mientras estaba comiendo de un árbol lo arrojaron al suelo, él quedó muy lastimado y como pudo llegó a su hogar, allí los dioses hablaron los curadores para que supieran lo que tenían que hacer, le dolía mucho el pico, entonces tenían que cambiárselo por otro y así fue que le pusieron un pico de arcilla y en los ojos piedras de obsidiana, Leyendas mayas para niñosentonces cuando se miró el río no pudo reconocerse y todas las demás aves se rieron de él en ese momento.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: