Leyenda del Sol y la Luna

La ✓✓ leyenda del Sol y la Luna cuenta que antes todo era oscuridad, por lo que los dioses de Teotihuacán se reunieron  para decidir qué hacer al respecto, entonces llegaron a la conclusión de que los días tenían que ser iluminados para que no hubiera más penumbra, el día debería tener sol y luna.

Leyenda del sol y la luna corta

Leyenda del Sol y la Luna

Se cuenta que debido a la oscuridad que gobernaba el mundo los dioses Teotihuacán debían elegir a los encargados de iluminar el mundo, pero para saber cuál sería sol y cuál sería luna debían demostrarlo entre ellos y luego tenían que sacrificarse a sí mismos.

¿Quiénes serán los encargados de alumbrar el mundo? Se preguntaron los dioses.

Sin pensarlo, el primero en proponerse fue Tecuciztecatl, el cual se caracterizaba por su gran arrogancia y estaba seguro que el sería el sol y quería impresionar a todos con su gran brillo.

Pero más nadie quería postularse para la labor, pues no se sentían capaces de asumir la responsabilidad, además no estaban dispuesto al sacrifico, por lo que Tecuciztecatl, propuso a Nanahuatzin, un dios feo y muy humilde, ya que pensó que este no era apto para salir de día.

Nanahuatzin con mucha humildad aceptó la postulación, aunque no se sentía muy seguro de su decisión.

Leyenda del Sol y la LunaLlegó el día de decidir cuál de los dioses sería el sol y cuál sería la luna y para ello se reunieron alrededor del fuego.

El sacrificio consistía en arrojarse a la hoguera. Los demás dioses seguros de que Tecuciztecatl sería el primero comenzaron a alentarlo, pero aunque este intentó entrar al fuego se acobardó y retrocedió, esto pasó cuatro veces, sorprendiendo a todos.

Luego desesperanzados los dioses le dijeron a Nanahuatzin hazlo tú, convencidos de que si el primero no había sido capaz entonces este tampoco, pero sorprendiendo a todos, Nanahuatzin cerró los ojos y de un solo intento se arrojó al fuego.

Entonces Tecuciztecatl celoso al ver la hazaña del otro dios se sintió avergonzado por lo que también se arrojó.

Ahora solo quedaría esperar que salieran del fuego, uno hecho sol y el otro hecho luna.

Primero apreció Nanahuatzin hecho sol, eran tan hermoso, radiante y cálido, con el brillo más asombroso que nadie antes había visto, él sería el encargado de iluminar los días.

Al rato salió Tecuciztecatl hecho luna, su luz era más tenue y este sería el encargado de iluminar las noches.

Al final los dioses quedaron complacidos con lo logrado y entendieron que no se trataba de belleza sino de valor. Desde entonces el día tiene sol y luna.

Resumen de la Leyenda el Sol y la Luna

Se reunieron los Dioses para ver quien alumbraría el mundo, el más arrogante era sin duda Tecuciztécatl y él se ofreció primero, entonces luego entre todos decidieron que también lo haría Nanahuatzin, él valientemente aceptó, como siguiente paso tenían que meterse entre las llamas  y nacer como el sol, Leyenda del Sol y la LunaaTecuciztécatl no se animó a hacerlo de ninguna manera, entonces llegó el momento de Nanahuatzin quien con miedo, pero sin decir una palabra, se tiró en las llamas, al poco tiempo vieron salir desde el horizonte al sol que era Nanahuatzin y por consiguiente salió Tecuciztécatl cuando oscureció, siendo la luna por falta de brillo.

Leyenda del Sol y la Luna
3.8 (76.22%) 37 votes

Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.